Sabemos lo difícil y frustrante que es tener deuda de tarjeta de crédito. Las altas tasas de interés que nos cobran provocan que, a pesar de realizar pagos mes con mes, parezca que nuestra deuda no disminuye y que será imposible pagarla. ¡La buena noticia…