¿Estás pensando en cómo obtener un crédito? Ya sea que lo quieras para liquidar una deuda o que estés pensando en comprar tu primera casa, hay varias cosas que puedes hacer para mejorar tus posibilidades de recibirlo.

En nuestro artículo anterior hablamos sobre las tres razones más comunes por las que un crédito no es aprobado y mencionamos unos cuantos consejos para mejorar una siguiente aplicación. En esta segunda parte profundizamos en las estrategias a mediano y largo plazo que te ayudan a ser un mejor candidato para obtener un crédito:

  1. Construir un buen perfil crediticio

Tal como lo mencionamos en el artículo anterior, tu historial crediticio suele ser el primer factor a evaluar en una solicitud de crédito. Por lo tanto, es importante que tomes decisiones conscientes que te permitan construir un buen perfil crediticio.

Aquí, la palabra clave es consciente

Tal vez asumas que tu comportamiento crediticio se relaciona exclusivamente con los productos y servicios que vengan de instituciones financieras. Sin embargo, este comportamiento también se ve reflejado en acciones como pagar a tiempo el plan mensual de tu celular o la computadora que pusiste a meses con la tarjeta de alguna tienda departamental.

Si eres joven y te has preguntado cómo empezar tu historial crediticio, ¡esto es una excelente noticia para ti! Por lo general te puedes comprometer con un plan de teléfono o solicitar una tarjeta departamental sin tener un historial crediticio. 

Por otra parte, si ya eres cumplido con estos pagos y además estás al día con tus tarjetas u otras deudas, significa que estás construyendo un historial sólido.

  1. Tener una buena relación con tus deudas

Los otorgantes de crédito no te ven con malos ojos por haber solicitado más de un tipo de crédito en el pasado. Pero, una vez más, el detalle está en cuál ha sido tu comportamiento. Tener una buena relación con las deudas significa que has sabido manejarlas de manera responsable. 

De hecho, al demostrar una buena relación con tus deudas, tus opciones de crédito mejorarán gradualmente. No sólo te será más fácil obtener un crédito sino que incluso podrás obtener mejores tasas de interés.

Pero, “¿qué pasa si aún me encuentro pagando otro crédito?” 

Sin duda tus deudas existentes afectan tu capacidad para obtener un nuevo crédito. Pero esto no es un obstáculo definitivo. Lo ideal sería liquidar tu deuda al 100%, aunque hay instituciones que te pueden otorgar el crédito si observan que eres capaz de reducirla. 

Aquí es importante que investigues sobre soluciones eficaces que te ayuden a eliminar las deudas que tienes. Si, por ejemplo, te encuentras endeudado con tu tarjeta de crédito, puedes contar con Digitt ya que nuestro crédito en línea fue diseñado específicamente para ayudarte a salir de este tipo de deuda.

Además, el pago de la deuda aumentará la cantidad de tus ingresos mensuales, por lo que tu capacidad para pagar tu siguiente crédito también incrementa. 

  1. Incrementar tus ingresos

Precisamente, una de las estrategias para ser un buen candidato para crédito es incrementar tu capacidad de pago. Aunque, claro, liquidar tus deudas no es la única manera de lograrlo. 

Un consejo para mejorar en este punto es que no dependas de una única fuente de ingresos. Sobre todo si no crees que venga un aumento de salario en camino. Afortunadamente vivimos en un mundo donde el internet nos abre las puertas a varias opciones de generar ingresos extra, como:

  • Abrir tu tienda en línea. Puedes dedicarte a vender productos que hayas creado tú o actuar como intermediario.
  • Tomar trabajos en línea. Ya sea que te dediques a alguno de ellos de tiempo completo o que lo hagas en tus tiempos libres, la lista de opciones es muy larga. Puedes trabajar como asistente virtual, transcribir audios y videos, administrar las redes sociales de una empresa, etc. Todo depende de tus habilidades.

Por supuesto, también puedes probar con opciones offline. Por ejemplo, Forbes México menciona que en el país una de las alternativas más exitosas es enseñar un idioma. Otras opciones mencionadas en este artículo  incluyen dedicarse a la venta por catálogo o “hacer del pasatiempo favorito una fuente de ingresos, como enseñar a tocar algún instrumento”.

Éstas son estrategias de mediano y largo plazo ya que los otorgantes de crédito se sentirán más cómodos al ver que hay estabilidad en este aumento de ingresos. Todo dependerá de tu situación y del tipo de crédito que estés solicitando.

Así que, ¿cómo saber cuál es la mejor estrategia para ti?

Recuerda que es bueno que dediques un tiempo para analizar tu situación antes de aplicar. Sin importar si es la primera o segunda vez que lo haces. Una vez que lo hagas, te será más fácil identificar en cuál o cuáles de estas estrategias te debes enfocar:

  1. Construir un buen perfil crediticio
  2. Tener una buena relación con tus deudas
  3. Incrementar tus ingresos

El tip sigue siendo que observes tu situación como si tú fueras el otorgante de crédito. Esto te ayudará a hacer un análisis objetivo y mejorarás tus posibilidades de obtener el crédito que buscas.

Por último, te dejamos con el siguiente checklist que puedes revisar para mejorar tus  posibilidades de obtener un crédito.

Si obtienes al menos 4/6 significa que vas por muy buen camino. Si tienes menos de 4 no te desanimes,  puedes tomar los consejos de este artículo y del anterior: “¿Qué hago si mi solicitud de crédito no fue aprobada?“.

Checklist

Ya inicié mi historial crediticio
Mi calificación crediticia es alta
He liquidado mis deudas anteriores
Puedo demostrar estabilidad en mis ingresos
He incrementado un porcentaje de mis ingresos
Mi información y documentos personales (INE/IFE, comprobante de domicilio, comprobante de ingresos, etc.) están actualizados

Nota: Recuerda que ésta es una herramienta que te permite analizar tu situación, sin embargo, puede que la intitución en la que solicites tu crédito no necesite alguno de los siguientes puntos o que requiera información adicional.