Hoy en día si lees algo de ganar dinero fácil seguramente pensarás que es un fraude o tal vez es una llamada de extorsión para robarte los datos de tu tarjeta de crédito (lee este artículo para que no te pase), pero… ¿sabías que es posible recuperar un dinero extra al presentar tu declaración anual? Así es, esto es 100% real y te lo da el SAT. Aquí te explico cómo aprovechar esta oportunidad.

Declaración anual

Hablar de impuestos puede resultar un poco confuso, incluso aterrador para ciertas personas. Puede que hasta tengamos una mala imagen de Hacienda por ciertas historias que nos han contado o comentarios que hemos visto en las redes sociales. Sin embargo, hoy en día el SAT se preocupa porque nosotros los contribuyentes, estemos bien informados acerca de temas fiscales, escribiendo artículos y guías en su nuevo portal o publicando en redes sociales consejos a la hora de facturar o de realizar nuestra declaración anual. De hecho, son muy activos en su cuenta de Twitter y transmiten en vivo sesiones de preguntas y respuestas en su canal oficial de Youtube.


Deducciones personales: el truco

Enfoquémonos en la parte que más nos interesa de este artículo, ¡recuperar dinero al hacer nuestra declaración anual!

Presentar nuestra declaración anual es informar al SAT sobre los ingresos y gastos que tuvimos durante el año anterior. A las personas físicas (aquellas que no somos una empresa) nos toca presentarla en abril de cada año. Normalmente nuestro empleador realiza esta declaración por nosotros, ya que no estamos obligados a presentarla si obtuvimos ingresos anuales menores a $400,000 pesos y tuvimos solo un patrón en el año. Pero si lo que queremos es deducir impuestos y recuperar dinero, debemos avisar a nuestro empleador (antes de marzo) que nosotros presentaremos la declaración por nuestra cuenta en la página del SAT.

Ahora, la clave para recuperar ese dinero en impuestos está en declarar la mayor cantidad de deducciones personales que podamos. Pero, ¿qué son las deducciones personales? En términos simples, son todos aquellos gastos que nos permiten deducir impuestos. Aquí te dejo una imagen oficial de cuáles son esos gastos deducibles:

Declaración Anual
Te recomiendo leer esta página del SAT donde te explica las características de cada categoría así como los límites para cada una. Para este año 2019, el monto total no puede exceder de cuatro salarios mínimos generales anuales ($102,346.00 pesos) o del 10% del total de los ingresos, incluidos los exentos de impuestos (como las herencias), lo que resulte menor.

Recuerda que para ser deducibles, todas las transacciones deben haber sido realizadas por cheque, transferencia electrónica, tarjeta de crédito, de débito o de servicios. Esto para que la plataforma del SAT la pueda reconocer como una forma de pago válida. Si pagas en efectivo tu factura de tu visita al dentista o cualquier otro gasto, no hay forma de que el SAT te acepte dicha factura como deducible.

 

Simula tu declaración anual

Si nunca has hecho tu declaración anual o este tema de los impuestos te parece un poco enredado, no te preocupes, ¡hoy es tu mejor oportunidad para empezar!. El SAT lanzó este simulador donde en cuestión de minutos puedes saber si tienes saldo a favor y de ser así, cuánto sería. Es muy sencillo y no necesitarás ayuda de ningún contador, solamente te tomará unos cuantos clics.

Este simulador es prácticamente igual a la plataforma que te encontrarás en abril a la hora de realizar tu declaración anual. De hecho este sistema recolecta automáticamente toda tu información fiscal y te presenta una declaración ya prellenada.

Si al terminar el simulador te das cuenta que no tuviste muchas facturas deducibles y no alcanzaste a tener un saldo a favor, ve el lado positivo y este año enfócate a pedir factura cada vez que vayas al doctor o incluso realizar más aportaciones a tu AFORE o a algún plan para el retiro que sea deducible.

Entre más informado estés acerca de la declaración anual, podrás sacarle más provecho año con año, hasta lograr llegar a tu tope máximo y recuperar hasta ese 10% de tu salario anual. Recuerda siempre consultar fuentes oficiales donde te explican a detalle diferentes temas fiscales como lo son las deducciones personales en el artículo 151 de la Ley del Impuesto Sobre la Renta (ISR).

De igual forma, en Digitt nos preocupamos mucho por la educación financiera y en brindarte información útil y veraz, en nuestro blog tenemos muchos artículos relacionados al ahorro, para que también generes más dinero gastando menos.

Así que ya sabes, si quieres recuperar este 10% de tus ingresos, acumula gastos deducibles. Podrías aprovechar ese dinero extra para pagar tus tarjetas de crédito, el viaje que has estado retrasando todo este tiempo o lo que tú quieras, porque esta vez, el ¡SAT invita!