Estamos a pocos días del Buen Fin, el fin de semana promocionado como el más barato del año y que por todos los medios invita a todos los mexicanos a consumir.

Desde hace algunos días, una enorme cantidad de comercios físicos y comercios en línea nos han bombardeado con ofertas y nos prometen muchas sorpresas, todas subiéndose al tren del ya esperado Buen Fin.

Y es verdad que no tiene nada de malo que se busque incentivar la economía en nuestro país, se estima que tan sólo durante este Buen Fin los mexicanos gastaremos más de $100 mil millones de pesos. Lo que es muy importante, es asegurarte de que durante este fin de semana de ofertas, promociones e invitaciones a gastar, estés preparado para controlar tus impulsos y evitar dañar tu situación financiera.

Te comparto 3 sencillos pasos que te ayudarán a lograrlo:

  • Haz una lista de lo que realmente necesitas comprar.
    Como primer paso, te sugiero escribir las cosas que realmente necesitas comprar, anótalas y ordénalas por prioridad.
    Antes de anotarlas, vale la pena que te cuestiones si de verdad es una necesidad o es meramente un gusto, ¿podrías vivir sin ningún problema si no gastas en eso que estás pensando comprar? ¿le podrías dar un mejor uso a tu dinero?. También podrías preguntarte si es algo que necesitas hoy o que podría esperar un poco más, mientras continuas ahorrando.
    Es muy válido también anotar artículos que no precisamente necesitas, sino que más bien son gustos que te podrías dar en caso de encontrar una buena oferta. En estos casos no te olvides de tomar en cuenta los costos de oportunidad y asegurarte que no afecten tu presupuesto, del que hablaremos más adelante.
  • Compara.
    Antes de iniciar el Buen Fin, te sugiero buscar y anotar el precio actual de cada uno de los artículos que enlistaste. De esta forma evitarás las falsas ofertas que funcionan sólo como ganchos para hacerte comprar.
    Así podrás asegúrate de que si algún comercio te ofrece un descuento, éste sea real y verdaderamente estés obteniendo mejores condiciones que las habituales.
    Esta búsqueda la puedes hacer rápidamente en internet, hay muchas tiendas en línea en las que puedes encontrar prácticamente cualquier artículo.
    También puedes ingresar a la página oficial del Buen Fin para encontrar más información sobre los comercios participantes.
  • Haz un presupuesto.
    Después de tener una lista de prioridades y tener claro el valor real de cada una de ellas, es momento de hacer un presupuesto y definir cuánto podrás gastar durante el Buen Fin sin afectar tu economía.
    Para esto toma en cuenta el resto de tus gastos del mes y también tu ahorro, ¡descuidar tu ahorro no es la mejor idea!

Un presupuesto sólo es útil cuando nos apegamos a él, por eso este Buen Fin evita compras de impulso y sobre todo evita los famosos tarjetazos, una compra que no tenías prevista combinada con las altas tasas de interés de las tarjetas podría ser muy dañino para tus finanzas.

Te sentirás mucho más satisfecho gastando sólo lo que puedes gastar y disfrutarás más tus compras sin preocuparte por cómo afectan tu bolsillo.