Tener paz financiera no es algo únicamente de gente rica, y para obtenerla no es necesario sacarte la lotería. No depende de tu cantidad de ingresos mensuales, sino de tener los hábitos financieros correctos, que te permitan lograr la tranquilidad financiera y no preocuparte por el dinero todos los días.

Incrementar mis ingresos y reducir mis gastos fue un paso importante, pero lo que realmente tuvo un cambio positivo en mi vida y me ayudó a conseguir esa paz financiera fueron los siguientes tres consejos:

     1. Ahorra antes de gastar

¿Te ha pasado que apenas un par de días después de recibir tu sueldo ya te quedaste sin dinero? No eres el único, le pasa a muchísima gente. El problema es no dejar el ahorro al final, porque si no, nunca te va a sobrar.

Por eso es muy importante que al igual que separas tus ingresos mensuales para pagar todos tus gastos fijos (como la renta) y deudas, también separes el ahorro desde el principio. Puedes empezar con poco, lo importante no es la cantidad, sino la constancia, ¡pronto verás como tu ahorro irá aumentando!

     2. ¡Deja de vivir al día!

El segundo paso que me ayudó muchísimo a conseguir la paz financiera, es vivir con una quincena de anticipación. A lo que me refiero es que una vez que logré tener el ahorro equivalente a mis gastos totales de una quincena, ya no me preocupaba si me depositaban mi sueldo, porque tenía un colchón que lo cubría. Este consejo realmente reducirá tu estrés y ansiedad, pues ¡ya no vivirás al día!

Y sí, se escucha difícil ahorrar el dinero de dos semanas (más si estás acostumbrado a vivir al día), pero una vez que lo comiences a hacer verás que no es tan complicado y el efecto positivo será mucho mayor al esfuerzo.

Te recomiendo que utilices un medio formal para el ahorro, que genere rendimientos mientras está guardado para que no pierda valor a través del tiempo. Una opción muy buena es cetesdirecto.com, fácil de usar y con rendimientos por arriba de la inflación.

     3. Mi paz financiera a largo plazo

Los dos consejos anteriores lograron devolverme la paz financiera a corto plazo, pero… ¿qué hice para despreocuparme de mis finanzas a largo plazo?

Mientras tengamos la capacidad de seguir trabajando y generar dinero, es indispensable acumular dinero para nuestra jubilación. Si no has empezado aún, hoy es el mejor día para hacerlo. Algunas opciones que existen son hacer aportaciones voluntarias a tu AFORE. Lo puedes hacer a través de cargos automáticos, depósitos en tiendas de conveniencia o desde tu celular, con la aplicación oficial de AforeMóvil creada por la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (CONSAR).

Otra opción es contratar un Plan Privado para el Retiro que ofrecen varias aseguradoras, en el cual te presentarán un plan hecho a tu medida. Así aseguras tu paz financiera tanto a corto como a largo plazo.

Decirlo es más fácil que hacerlo, pero si sigues estos tips te aseguro que tendrás una paz financiera que evitará que estés preocupado por el dinero y puedas dormir tranquilo. ¡Recuerda que debes ser constante y paciente, no todo se logra de la noche a la mañana!