Los esfuerzos que realizan los bancos y los despachos especializados, contratados por los bancos, para cobrar las deudas de tarjeta de crédito vienen muchas veces cargados de amenazas. Te aseguran que te van a demandar, que te quitarán tus bienes y que te meterán en graves problemas. Por eso decidimos escribir este artículo, explicando los mitos y verdades en torno a esta pregunta que muchas personas se hacen: realmente, ¿qué pasa si no pago mi tarjeta de crédito?

Lo primero que quiero recomendarte es que continues pagando tu tarjeta de crédito. A pesar de que las altas de interés de las tarjetas de crédito son muchas veces descabelladas e incluso injustas, al adquirir una deuda es nuestra responsabilidad pagarla. Si se te está complicando pagar tu deuda de tarjeta de crédito y quieres una ayudadita para lograrlo, ahorrando mucho dinero en intereses, visítanos en www.digitt.com.

Ahora sí, resolvamos el mito. Si no pago mi tarjeta de crédito, esto es lo que podría pasarme:

  • No te quitarás de encima al banco.
    Lo primero de lo que puedes estar seguro, es que comenzarás a recibir muchas llamadas por parte de tu banco algunos días después de tu primer retraso. Te solicitarán que pagues aunque sea el mínimo y te dirán todos los beneficios de hacerlo. Conforme pasen los días de retraso, la frecuencia de las llamadas aumentará.
  • No te quitarás de encima al despacho de cobranza.
    Si ha pasado más tiempo, generalmente más de 60 días, el banco contratará un despacho de cobranza.
    El despacho de cobranza intensificará los esfuerzos para cobrarte, te intentará contactar por todos los medios posibles e incluso intentará contactar a tus referencias. Conforme pase el tiempo, el tono de sus llamadas y contactos se volverá un poquito más agresivo y amenazante.
    Estos despachos de cobranza se vuelven realmente odiosos.
  • Afectará gravemente tu historial crediticio.
    No pagar tu tarjeta de crédito tendrá un impacto negativo muy importante en tu Buró de Crédito. Conforme pasen los días de retraso, el reporte negativo será más grave y causará más daño a tu historial.
    Si la cuenta es enviada a cobranza, se le considera un quebranto al sistema financiero y dejará una marca negativa por muchos años en tu historial de crédito.
    Esto te volverá muy difícil ser sujeto de crédito, al menos en varios años, por lo que no podrías obtener un crédito automotriz, un crédito hipotecario o cualquier otro financiamiento que pudieras necesitar.
  • Podrán cobrarse de tu cuenta de débito.
    En muchos casos, los contratos de tarjeta de crédito estipulan que el banco tiene derecho a cobrarse tu adeudo extrayendo fondos de tu cuenta de débito. Esto sucedería en el caso en que tu cuenta de débito y tu tarjeta de crédito sean del mismo banco.
  • Y si no pago mi tarjeta de crédito, ¿podría ir a la cárcel?
    No, no irás a la cárcel por una deuda de tarjeta de crédito. Si algún despacho de cobranza te amenazara de esta manera, puedes estar tranquilo de que no pasará.
  • ¿Pero podrían embargarme?
    Legalmente sí habría medios para hacerlo. Sin embargo, en la práctica es muy poco probable que suceda, ya que requeriría que te lleven a un juicio mercantil. Realmente no es nada común que esto suceda cuando se trata de deudas de tarjeta de crédito.

Ahora ya sabemos la realidad. No pagar mi tarjeta de crédito definitivamente me generará muchas molestias, estrés y tendrá un impacto muy negativo en mi historial de crédito. Por eso debemos recordar que la mejor opción es, y siempre será, pagar mis deudas. Esto me permitirá vivir tranquilo, con los demás y conmigo mismo, y además mantener mi reputación intacta para seguir siendo sujeto de financiamiento.

En otro de nuestros artículos, te compartimos los 4 pasos que te ayudarán a pagar tu deuda de tarjeta de crédito y a partir de hoy no tener que preocuparte por qué pasaría si no pagas tu tarjeta de crédito.