Nuestro score de crédito, también llamado calificación crediticia, es nuestra carta de presentación ante la gran mayoría de otorgantes de crédito. Es una herramienta que resume y califica nuestro comportamiento crediticio en un sólo número.

En México existen dos principales Sociedades de Información Crediticia (SICs), Buró de Crédito y Círculo de Crédito, que son las instituciones a las que los otorgantes de crédito consultan antes de decidir si aprueban o rechazan un crédito a un solicitante y a las que reportan nuestro comportamiento cada mes después de otorgarnos un crédito. Cada una de estas SICs utiliza su propio sistema de score.

El tener una buena calificación crediticia nos permitirá, en primer lugar, tener acceso a financiamiento y, en segundo lugar, conforme lo vamos mejorando, obtener mejores condiciones en los créditos que solicitamos. Es por eso que en este artículo, basándonos en los principales factores que toman en cuenta las Sociedades de Información Crediticia para calificarnos, te compartimos algunas ideas que podrían ayudarte a aumentar tu calificación crediticia:

  • Paga a tiempo:

Este es el factor más determinante para lograr una buena calificación crediticia. Mes con mes los otorgantes de crédito reportan a todos sus acreditados e indican quiénes de ellos están retrasados en el pago de sus obligaciones y cuánto tiempo tienen de retraso.

En el caso específico de las tarjetas de crédito, realizar al menos el pago mínimo cada mes te mantendrá como un cliente que paga puntualmente (aunque realizar únicamente el pago mínimo no es la mejor estrategia, como explicaremos a continuación).

  • Paga más del mínimo:

Realizar únicamente el pago mínimo a tarjetas de crédito u otros créditos revolventes puede ser muy riesgoso, ya que en cualquier momento podemos perder el control de nuestra deuda. Es por eso que te recomendamos esforzarte por pagar más del mínimo, de esta manera tu deuda estará más controlada y tu score de crédito mejorará.

Otro aspecto muy importante que las Sociedades de Información Crediticia toman en cuenta es el porcentaje de utilización de nuestras líneas de crédito revolventes. La regla general que se recomienda es no utilizar más del 30% de nuestras líneas de crédito, ya que llevándolo a valores mucho más altos podríamos vernos en una situación de sobreendeudamiento. Por ejemplo, si obtuviste una tarjeta de crédito con un límite de $10,000 pesos, la recomendación general es tener utilizados aproximadamente $3,000 pesos.

  • Mantén un saldo deudor bajo:

Es muy importante que mantengamos niveles de endeudamiento bajos, o controlados al menos. El tener montos de deuda muy elevados afectará negativamente nuestra calificación crediticia.

  • No solicites muchos créditos en poco tiempo:

Otro factor que las SICs toman en cuenta al momento de determinar nuestro score de crédito es el número de consultas a nuestra información que los otorgantes de crédito han realizado. El tener muchas consultas en poco tiempo podría dar la impresión de que estamos desesperados por conseguir un crédito y que nuestra situación financiera no es óptima.

Si necesitas un crédito, te recomendamos analizar las distintas opciones disponibles en el mercado y aplicar sólo a la (o las, mientras sean pocas) que mejor condiciones te ofrezca.

Adicionalmente, la antigüedad de nuestro historial crediticio aumentará el valor de nuestro score. Si aún no tienes historial, te recomendamos aplicar a un producto de crédito sencillo (una tarjeta de crédito con un límite pequeño, por ejemplo) que te permita comenzar a construir tu historial de crédito. ¡Recuerda utilizar este producto de crédito de forma responsable!

Si quieres conocer tu score, lo puedes hacer directamente desde el portal de Buró de Crédito o Círculo de Crédito, cubriendo un costo aproximado de $50 pesos.

¡Intenta poner en práctica nuestras recomendaciones y verás como tu score de crédito irá en aumento!